-->
Uso de cookies. En apimet.com usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
cubiertas autoportantes para naves tipo industrial

Cubiertas autoportantes, la mejor solución para naves industriales

Cubiertas autoportantes, la mejor solución para naves industriales. Las naves industriales son estructuras sencillas que, si bien deben tener unos mínimos de calidad y seguridad, no se diferencian de otras estructuras por su belleza estética o por suponer un elevado coste de fabricación.

Las naves industriales son estructuras sencillas que, si bien deben tener unos mínimos de calidad y seguridad, no se diferencian de otras estructuras por su belleza estética o por suponer un elevado coste de fabricación. Más bien todo lo contrario, se buscan materiales duraderos y que minimicen el coste a la empresa. Y, uno de los elementos que se deben en cuenta bajo estos criterios, es la cubierta de la nave industrial.

Las paredes se suelen construir con bloques, cuya construcción es más rápida que el ladrillo, o incluso se utilizan materiales prefabricados de tal manera que basta con colocar láminas a modo de pared que se encajan unas con otras, como si se tratara de un puzzle. Sin embargo, a la hora de colocar la cubierta de la nave industrial, ya es otra historia.

Las cubiertas para las naves industriales deben garantizar un durabilidad y seguridad máximas, ya que tendrán que soportar las inclemencias del tiempo, especialmente los vientos. Y a la vez, deben ser lo más ligeras posibles y con el mínimo de columnas, de tal manera que permita ahorrar en la estructura y cimentación de la nave y, por otro lado, se optimice el espacio útil en el interior de la propia nave. Sería impensable una nave industrial llega de columnas donde fuera imposible colocar estanterías para almacenaje, o donde ni trabajadores ni maquinaria pudieran moverse con comodidad.

Por ello, la mejor solución para este tipo de edificaciones son las cubiertas autoportantes, ya que tienen garantizados los siguientes puntos:

  • Máxima seguridad. Este tipo de estructuras están testadas y pasan controles de calidad, asegurando una durabilidad y seguridad máximas.
  • Sin columnas garantizado. Gracias a su sistema autoportantes, las cubiertas de Apimet no requieren de columnas o soportes intermedios, ya que la ingeniería de la propia construcción permite que la cubierta se sustente a sí misma.
  • Mínimo peso. Al tratarse de material de calidad, este tipo de estructuras son de bajo peso, lo que permite a su vez un ahorro de costes derivados de su transporte e instalación, así como a la hora de realizar la construcción (necesitan menos cimentación que otro tipo de cubiertas).

Las cubiertas autoportantes son, por lo tanto, la mejor opción para tu nave de tipo industrial además de para cualquier otro tipo de trabajos, ya que su estructura y sus perfiles la convierten en una de las mejores opciones que existen en la actualidad.

Si estás pensando en construir una nave industrial o ya cuentas con una y necesitas renovar la cubierta, no te lo pienses más, las cubiertas autoportantes de Apimet para naves industriales son la mejor opción por su estabilidad, seguridad y economía. Confía en una empresa líder, confía en nosotros que llevamos más de 30 años trabajando con este tipo de estructuras. Llevamos a cabo nuestros trabajos en toda España, y te ofrecemos un trabajo con un acabado de calidad y una garantía inigualable en el mercado. Contacta con nosotros y pídenos presupuesto sin compromiso. Apimet, cubiertas autoportantes de calidad.

Fotos

cubiertas autoportantes para naves tipo industrial